Los Hombres De La Prehistoria, Presentes En Ojós

Leyendo los estudios en torno a la materia, es imposible imaginar que una mujer prehistórica pudiera estar encerrada en la gruta por voluntad propia aguardando a su compañero, y suspirando por tenerle cerca. Ahora bien, cuando procuramos las raíces institucionales de la antropología espiritualista, inevitablemente nos ponemos a pensar en la antropología socrática; y éste es un ejercicio histórico saludable, puesto que nos percatamos inmediatamente del gran contraste que existe entre el análisis que del hombre hace Sócrates y el de los personalistas espiritualistas.

Ejemplares de esta megafauna pleistocénica que nuestro país cobijó y a la que el hombre se enfrentó en los instantes aurorales de nuestra civilización son: el mastodonte, conocido también como mastodonte americano; el megaterio perezoso gigante, el smilodonte conocido vulgarmente como el tigre colmillo diente de sable, especies de paleo caballo, y auquénidos de enormes dimensiones más conocidas como paleollamas.

El hombre del Renacimiento y de la actualidad profesa el individualismo, la completa destrucción de toda posibilidad de altruismo, la fragmentación del arte de ser social se convirtió en un placer personal que de mercadería pública se convirtió en privada; no existía una nueva cultura integral, más amplia, una cultura con sus tipos ideales, su propia expresión poética, su sentido social.

En los años sesenta se habían amontonado evidencias de que el desarrollo científico y tecnológico podia traer consecuencias negativas a la sociedad a través de uso militar, El impacto ecológico o bien campamento hombreprimitivo otras vías por lo que se fue afirmando una preocupación ÉTICA y POLÍTICA en relación con la ciencia y la tecnología que marco el carácter de los estudios sobre ellas.

Este homínido tenía considerablemente más similar con el hombre moderno, pero todavía no contaba con la inteligencia suficiente; mas logró pulimentar piedras para realizar armas, empleaban el sílex ( hoja filosa de pedernal) para fabricar herramientas y hay rastros de que el arte comenzó con él. Pues se han encontrado restos de pintura roja en ciertas piedras y pieles.

Ilustraciones (de arriba hacia abajo): 1: Bisonte rojo en gruta prehistórica de Altamira; 2: Bisonte colorado (detalle); 3: Apelando a la imaginación, un hombre prehistórico ingresando en una cueva, asimilada de manera simbólica al vientre materno, lugar donde se retorna en el momento del entierro; 4: Corzo colorado en gruta del paleolítico; 5: La Venus de Willendorf; 6: Imagen de menhir.

La cultura material incluye los primeros objetos de vidrio , probablemente incorporados del Próximo Oriente, y los grandes recipientes de bronce batido repujado, con formas muy diversas y alejadas de los estereotipos orientales; entre ellos se encuentran las sítulas (que tanto predicamento tuvieron en la siguiente Edad del Hierro), a veces con una ornamentación muy sofisticada y que se convirtieron en objetos de intercambio valoradísimos, cuya función era sin duda ceremonial.

Los elementos materiales de no parecen enlazar con la tradición de Soto de Medinilla, excepto en pequeños detalles (sobre todo en los geniales objetos metálicos de prestigio), aunque en el castro de La Mancha en Medina del Campo , es posible establece una continuidad estratigráfica entre la facies del Soto de Medinilla y el horizonte de Cogotas II. 45 De forma frecuente, el horizonte de Cogotas II se asocia al pueblo de los vetones y suele recibir el nombre de cultura de los Verracos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *