El Sitio De La Mujer En La Prehistoria, Entrevista A Margarita Sánchez Romero

Hombre primitivo si utilizo la técnica y la tecnologia, por que las armas y utencilios que existen en este periodo en el qaue el hombre fue ante un cazador. La realidad prístina parece sustraérsele a medida que maduran su pensamiento y su acción simbólicos (…). El hombre (…) vive a tal punto dentro de formas lingüísticas, obras de arte, símbolos míticos ritos religiosos, que nada puede experimentar discernir como no sea por intermedio de esos recursos artificiales” (Bollnow, 1976: sesenta y siete). La relación intencional es una relación irreductible, y no va a poder ser entendida en concepto de causa-efecto, como lo han hecho muchos sicólogos. La segunda etapa de la Prehistoria es el periodo Neolítico, que se comienza con el descubrimiento de la agricultura y de la ganadería.

Así, por ejemplo, se sabe que utilizaban el secado al sol de carnes y sobre todo de vegetales, el ahumado y la conservación por frío, documentándose asimismo la existencia del salobre en los últimos milenios de la época Prehistórica. De esta forma, frutos secos como nueces castañas se transformaron prontísimo en la reserva de urgencia de nuestros ancestros.

En América, la utilización de cobre nativo se remonta hacia el 900 a. C. ; poco después comienza una metalurgia auténtica, basada en cobre y, sobre todo, oro y plata El bronce no aparece hasta un poco antes del año 900 El hierro no se conoció hasta la llegada de los europeos. En Europa, podemos decir, como afirma el libro de texto, que comienza hace más o menos unos 7.000 años.

Con estas armas el hombre primitivo logró tener un instrumento defensivo y ofensivo. Con este componente genético de nuestro conocimiento, tendríamos la base de lo que Bertrand Russell caracteriza como creencia instintiva. Con estos metales hacían armas, como espadas, hachas, lanzas; ornamentos una oferta de tiempo, como collares y broches; y herramientas como azadas y hoces. Con la domesticación de los animales pudo contar con, de forma continuada, de alimentos tan necesarios y tan nutritivos como la carne y la leche.

La faceta de la vida en pareja pasa a un plano absolutamente secundario puesto que el matrimonio es usado para generar herederos. La globalizacion mundial, seria impensable sin el avance de las fuerzas productivas que la ciencia y la tecnología han hecho posibles. La horda primitiva, integrada de treinta a cincuenta personas, en la que predominaban las mujeres y pequeños, es sustituida por la gens de 100 más personas.

Los ajuares se componían, esencialmente, de los característicos puñales triangulares de pomo macizo, las hachas lisas y las hachas-maza de combate de bronce; también aparecen ornamentos metálicos como los brazaletes, las lúnulas pectorales, jarras de oro plata repujados, ámbar y perlas de fayenza egipcias. Los animales que se ven en las cavernas serían producto refinado del ocio del hombre paleolítico, que tomó por modelo los seres, objeto de preocupación, y cuyos movimientos y naturaleza conocían por sus especialistas ojos de cazadores, acostumbrados a observarlos durante horas y días, esperando el momento propicio para apoderarse de ellos.

El descubrimiento del fuego fue uno de los principales avances durante este período y lo que hizo que el hombre se pudiera proteger de una mejor forma del frío, aparte de que le permitió cocinar sus alimentos y evitar con esto enfermedades, además de que muchos consideran que esto favoreció el mejor aprovechamiento de la carne que ingería. El dominio de la agricultura hizo a los hombres sedentarios y aparecen, entonces, las primeras aldeas y con ellas el crecimiento de los conjuntos familiares, la división del trabajo y la organización social. El dominio de la naturaleza se hizo con menos esmero y la cultura alcanzó un notable desarrollo.

A su vez entramos a la sociedad urbana, dado que surge la arquitectura como consecuencia natural del sedentarismo, que fuerza al hombre a residir definitivamente en un solo sitio, generándose con ello ir a la derecha aquí un crecimiento demográfico. Además de esto, como el hombre es el único animal que tienen un , es, como ya hemos observado, más introvertido” y no tiene un diálogo natural directo; el ser humano es el único animal que reflexiona”.

La nutrición del hombre prehistórico dependía esencialmente de la recolección de plantas, tubérculos y otros vegetales, así como de la ingestión de insectos, huevecillos de insectos y animales pequeños. La nutrición del hombre prehistórico dependía básicamente de la recolección de plantas, vegetales, tal como de la ingestión de insectos, huevecillos de insectos y animales pequeños. La busca de todo esto tendería a formar un hombre realmente adecuado para una sociedad libre, igualitaria, un hombre autónomo, responsable, robusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *